Javier Vázquez vio: Los videojuegos españoles de 2020. Parte I

Estamos apurando los últimos días del año 2020 y es hora de hacer balance. Ha llegado el momento de analizar los sucesos de los últimos 12 meses, desechar lo malo y quedarnos con lo positivo. Solo que este año es especialmente difícil. La pandemia de COVID ha marcado todo el desarrollo del año y parece que seguirá marcando nuestra vida durante un tiempo.

En cualquier caso, siempre hay que ver el vaso medio lleno y aquí estamos el señor Américo Ferraiuolo y yo para repasar todo lo que nos ha traído el 2020 en cuanto a videojuegos españoles se refiere. La pandemia, las cuarentenas, la crisis y los vaivenes políticos no nos han impedido disfrutar de un año muy interesante, con lanzamientos de calidad y propuestas que nos han ayudado a sobrellevar todas las tragedias, aunque obviamente la cantidad es inferior si la comparamos con el año pasado. En cualquier caso, tampoco hay que negar lo evidente: la industria se ha resentido y hay meses en los que los lanzamientos son mínimos.

Los que leyeran los especiales del año pasado ya saben las reglas de estos textos, pero las recuerdo brevemente: serán tres especiales que abarcarán 4 meses cada uno. Como hablar de todos los videojuegos en profundidad es imposible, rescataremos opiniones de nuestros análisis y también de colegas de otras webs. Conviene recordar que sólo mencionaremos juegos nuevos, quedarán fuera ports, versiones EX, remakes, ediciones deluxe y demás. Asimismo, salvo en casos muy excepcionales, los juegos en acceso anticipado los dejaremos fuera y aparecerán en el recopilatorio del año de su lanzamiento final. Por último, también dedicaremos un pequeño espacio a las novedades literarias.

Todos los juegos mencionados aparecen en nuestra base de datos y pueden consultarse en el calendario de lanzamientos. Preparad un buen café que empezamos.

Enero: fuegos artificiales para empezar

Quién nos iba a decir en Enero la que se nos venía encima. El bichito parecía un problema que sólo afectaba a los chinos y nosotros estábamos a otras cosas. Es posible que Enero sea de los mejores meses en cuanto a lanzamientos españoles de todo el año. Un inicio prometedor e intenso que, desgraciadamente, no se mantuvo demasiado tiempo.

Estrenamos el año con Runner Heroes: The Curse of Night and Day, desarrollado por IKIGAI Play para PC. Un juego del desapercibido género runner que en nuestra base de datos cuenta con un 76 de nota media nada desdeñable. La nota más positiva la firma Patricia Carrasco en Gamelegant, que le casca un 90: Runner Heroes, el desafiante reto que nos presenta Ikigai Play. Un juego que nos permite vivir, de manera mejorada, las experiencias cooperativas y arcade. Viviremos la historia de Lyssa y Colwyn, a quienes ayudaremos a romper la maldición que los mantiene separados y nos sumergimos en el mundo de Celuria, donde nos esperan grandes retos y enemigos a los que vencer. Un verdadero reto. También Adrian Fitipaldi, de Isla de Monos da luz verde a la propuesta: Creo que Ikagi Play ha sabido coger un género anclado en los smartphones y olvidado por quemar la fórmula, y convertirlo en algo parecido pero totalmente diferente. Quizá no sea una evolución del endless runner, ni será un estandar a seguir para nuevos lanzamientos, pero en mi opinión ha sabido identificar en que cojeaba el género y añadirle nuevas mecánicas sin resentir la fórmula original. Tiene sus problemas y aún le quedan algunos flecos donde mejorar pero creo que, sin duda, es un juego ideal para compartir un rato con un colega.

El día 21 de enero llegó a Steam el que para muchos es el videojuego del año 2020 y que, por cierto, acaba de entrar en PS5. Hablamos de TemTem, de Crema Games. Simplificando mucho, TemTem es una versión nacional e indie de Pokemon que subsana las carencias que la saga de Nintendo comenzaba a tener, especialmente en términos de juego online. Actualmente el juego sigue en acceso anticipado, por lo que habrá que esperar para poder valorar la experiencia en su totalidad; pero en su momento fue el boom , razón por la que lo incluimos en el presente repaso.

El día 28 de Enero aparecía en Steam una propuesta gratuita de Octavi Navarro: The Supper. Para quien no lo conozca, Octavi es un desarrollador experto en aventuras gráficas de estilo pixel art. Podemos, además, jugarlas todas de forma gratuita. The Supper, concretamente, es la más reciente y, he de confesar que es una de mis debilidades. Un proyecto que en 20 minutos transmite más emociones que muchos juegos en 50 horas. Nuestro compañero Américo comentó lo siguiente en su crítica: Su corta duración y sus controles y funcionamiento sencillos hacen del juego la experiencia perfecta para disfrutar durante la merienda. Es, además, un título muy agradable a la vista, que no exige mucho de nosotros para hacernos pasar un buen rato, y que incluso tiene algún momento tierno.

El mismo día llegó a Steam el videojuego Kofi Quest: Alpha MOD, desarrollado por Loftur Studio y ambientado en la famosa serie de youtube. Personalmente, no soy conocedor del mundillo, pero el juego cuenta con una nota media de 75 y casi todos los analistas coinciden en alabar su humor y su conexión a la serie, pero también su alta calidad como videojuego. Por ejemplo, Naeval dice esto en Vandal: Kofi Quest: Alpha Mod es un juego fantástico para los que hayáis disfrutado de la serie, porque contiene los mismos personajes, espíritu e incluso aspecto que el material original. Por otro lado, para aquellos que no lo hayáis hecho antes os puede resultar un interesante punto de entrada en la licencia, siempre y cuando entendáis que estamos hablando de una obra que tiene mucha personalidad y espíritu propio, siendo una aventura de estrategia en tiempo real tan caótica como sorprendente. En esta casa fue Isthar Vega la encargada de analizarlo y quedó encantada: Es un juego para amantes de los videojuegos, tiene mil guiños, y mil easter eggs basados en este mundillo gamer. La historia no deja de sorprender desde el minuto uno, con varios plot twist, pero sobre todo con muchísimo humor. Kofi Quest es un juego para disfrutar y rejugar. Y segura estoy de que sus creadores no han terminado de sorprendernos.

El final de Enero también fue movidito. Hay que destacar el lanzamiento de Willy Jetman: Astromonkey’s Revenge, de Last Chicken Games. Un juego que apareció de la nada, al menos para mí y que se ha convertido en la verdadera sorpresa del año 2020. A día de hoy, 26 de diciembre, encabeza la lista de videojuegos con mejor nota media del año, con nada más y nada menos que un 79. En su momento, yo quedé encantado con el videojuego y así lo reflejé en la crítica: Contar con un apartado gráfico retro y una jugabilidad muy arcade no le impide aportar un toque de frescura al género gracias a unas mecánicas que se salen de lo habitual en este tipo de juegos. El uso del jetpack, el gran diseño y libertad que ofrecen los niveles, el humor de los diálogos y la gran cantidad de contenido extra en forma de secretos, misiones y logros que ofrece hacen del juego una opción casi obligatoria para cualquier amante del mundo indie. Pero no fui el único, por ejemplo, Ángel Llamas en IGN dice lo siguiente: Willy Jetman: Astromonkey’s Revenge llega con la intención de hacernos pasar un buen rato sin necesidad de hacer un gran desembolso, y aunque es posible que no llegue a alcanzar los niveles de popularidad de juegos como Bending of Isaac, Shovel Knight o Undertale, tiene todas las papeletas para hacerse un hueco entre nuestros preferidos. La suavidad de sus controles, lo bien ajustada que está su curva de dificultad y el humor que impregna cada paso -o cada salto- que da Willy convierte a este juego en un homenaje constante a una época que marcó un antes y un después en la era de los videojuegos. Por último, me gusta especialmente la crítica que hizo Santiago en Isla de Monos: Willy Jetman: Astromonkey’s Revenge es una completa maravilla. Conviene repetirlo. No es una obra maestra de los indies tan rotunda como Hollow Knight o Fight’N Rage, y ni falta que le hace. Estamos ante un juego diseñado con sumo cuidado y una casi inagotable inteligencia; sus mecánicas se entremezclan entre ellas, con el diseño general del juego y el de niveles produciendo una experiencia satisfactoria como pocas. Cuando uno se encuentra ante un programa tan mimado en el que se ha puesto tantísima atención al detalle y en que se ha pulido el código para obtener un producto tan redondo, pese a aspectos algo flojos, nimiedades, que podrían haber redondeado aún más el círculo, no queda otra opción que alabar sus virtudes. Sin duda, uno de los juegos que deberían optar a todos los premios nacionales este 2020.

Durante el mes de Enero también se publicó Reknum, un videojuego plataformero 2D clásico para Nintendo Switch y desarrollado por NAPE Games; el episodio IV de Song of Horror, un survival horror episódico tan tétrico como interesante de Protocol Games y un nuevo episodio de Chronicles from 4.012 de Toxic Squad.

Texto: Goyo ‘Dejota’

Febrero: un poquito de todo

Con el año recién comenzado llegamos a febrero, un mes bisiesto que, aunque no gozó de un número de lanzamientos especialmente elevado, lo cierto es que sí tuvo bastante variedad, tanto en géneros como en valoraciones de los títulos.

No tuvo que pasar mucho hasta que pudiésemos empezar a recibir los primeros juegos. En este caso, el tercer día del mes llegaba a PlayStation 4 y Steam con un aura de cumple pero poco más Dawn of Fear, el survival horror de Brok3nSite. Recuerdo cómo, a finales del año pasado, tuve una conversación con Goyo donde comentamos la evidente falta de originalidad en este género. Según me explicaba, los nuevos lanzamientos se inspiran demasiado en los clásicos, hasta llegar un punto donde se hace complicado el solo hecho de recordarlos. Y, desgraciadamente, Dawn of Fear forma parte de esa difusa sopa de sucedáneos de Resident Evil, ninguno especialmente destacable y todos demasiado parecidos entre sí. Sin embargo, parece que este título consiguió alzarse ligeramente entre sus similares, pues el propio Goyo afirmaba en su crítica que: El amor de los desarrolladores por el género se percibe y es evidente que hay talento detrás del juego. Hay cosas que me han encantado como la mansión o la sensación de estar indefensos ante un gran peligro, pero otros aspectos como la cámara, el control o el combate están muy por debajo de lo deseable. Por no hablar de la enorme cantidad de bugs que puebla el juego. Pese a estos problemas y a la gran dosis de paciencia que es necesario tener, Dawn of Fear me ha gustado.

Unos pocos días después, el 6 de febrero, se publicaba en Steam todo un homenaje a los machacabotones de los 80: Ghosts’n DJs. El plataformas en 2D de Dr. Kucho! Games es, como indica de forma inequívoca su título, un tributo al mítico Ghost N’ Goblins y a los disk-jockeys que partían la pana en la era pre-internet. Nuestra base de datos refleja un cierto sentimiento tibio entre quienes lo analizaron (una media de 68), pero parece ser que Isthar Vega lo disfrutó bastante mientras escribía su valoración para DeVuego: Es un videojuego que te pica de manera que no quieres soltar el mando hasta llegar a la pantalla final, entre saltos y esquivas, recogiendo cervezas para curarnos y hamburguesas para darnos energía, pillando las mejores armas y destruyendo gárgolas-DJs con gatitos de arcoíris. Sin duda un buen homenaje al Ghost’n Goblins. Un plataformas ideal para gente que busca un reto y desconectar un rato con buena música. Los compañeros anglosajones de Gert Lush Gaming, en cambio, sentenciaban un veredicto menos benévolo, con una conclusión que decía así: the gameplay is the same but the flying enemies are way too frequent and difficult to hit, at times it felt like someone hit the random Ai spawn button and left it on, it goes from empty to full in seconds. The music is good but doesn’t really connect with the gameplay, it felt more like I was playing an album over the top of it all. For a ghost n goblin-like, it’s faithful and does the job but it is more difficult and not as engaging and memorable as the classic.

Un par de semanas después, el día 20, Deconstructeam nos sorprendía publicando para PC una sus maravillosas pildoritas narrativas. The Bookshelf Limbo, que así es cómo la llamaron, nos insta a meternos en la piel de su protagonista y ojear por las estanterías de una tienda de cómics en busca de un tomo que regalar a su padre. A través de esta premisa, costumbrista como pocas, el estudio Valenciano articulaba una punzante reflexión sobre nuestra relación con las obras artísticas, y, por supuesto, sobre la concepción que tenemos de nuestros progenitores. En el sexto episodio de nuestro podcast (DevCast, el podcast de DeVuego), yo mismo explicaba las impresiones que me dejó el título y recomendaba fervientemente descargarlo y dedicarle los pocos minutos que requiere para ser completado. Con un simple click por aquí podéis escuchar el programa entero.

Siete días más tarde llegaba a Nintendo Switch el último lanzamiento del mes, de mano de Mad Gear Games, titulado Kemono Heroes. Con un pixel art de agárrate y no te menees y una jugabilidad fuertemente inspirada en los arcade cooperativos, el juego complacía con creces a Sofía Francisco (Chicabits), quien cerraba su análisis para nuestro blog con estas palabras: un título que no solo es único y dinámico sino juguetón y simpático.  El hecho de que podamos jugarlo en Switch con diferentes amigos en modo cooperativo hace mucho más atractiva esta aventura porque estoy segura que generará una serie de reacciones cómicas dignas de mortalizar. El juego es breve, cuenta con cuatro mundos de tres niveles cada uno, pero creo que tiene la duración exacta para pasarnos el juego con amigos. Por otro lado, Javier Aranda lo puntuó con un 75 en su texto para Revogamers, mientras afirmaba que Kemono Heroes es un buen homenaje a la época de 16 bits, con una presentación llamativa y hasta con toques de humor interesantes. Sus mecánicas no son complejas pero gracias a la gran cantidad de mejoras que hay se crean dinámicas muy interesantes, tanto en solitario como en cooperativo (donde a pesar de ser más difícil es donde más sabe lucirse).

Completan la lista de lanzamientos Two Weeks in Painland, desarrollado para Windows y dispositivos iOS por Unusual Games, Respawnable Heroes, el hero shooter de Digital Legends para iOS, y The Game: Mind Game, disponible para cacharritos Android gracias a Gamattica (por cierto, the game. Jeje).

En febrero se publicó el primer libro del año en materia de videojuegos. Se trata de Player Two: Manual para Padres Gamers, escrito por Guillermo Tato Reig, una especie de guía para que los padres algo despistados o que, por mil razones, no conozcan el mundillo, comprendan muchas e importantes cosas sobre el hobby de sus hijos. Un libro interesante y útil del que habló en profundidad Alba Zahira en el DeVCast navideño de Devuego.

Texto: Américo Ferraiuolo

Marzo: como en casa, en ningún sitio

Así, como quien no quiere la cosa, llegamos al punto negro en los calendarios de todo el mundo. Marzo de 2020, más conocido como el inicio del descenso a la locura, fue un mes turbulento hasta la médula. Aquel bichito que a principios de año aterrorizaba los lejanos países asiáticos empezaba a campar a sus anchas por nuestras calles. Y eso, como bien recordaréis, nos obligó a tomar medidas en forma de un confinamiento domiciliario que empezaba a mediados de mes y se extendería durante varias páginas del calendario. El panorama videojueguístico nacional, por su parte, tampoco pasaba por su mejor época, y marzo terminó siendo uno de los meses menos nutridos del año en cuanto a lanzamientos.

Comenzando el repaso por el día 3, FluXart Studios publicó para PlayStation 4 Holfraine, un hero shooter que, pese a sus buenas intenciones, no tuvo una buena recepción por parte de la crítica (los datos de la base de datos de DeVuego recogen una valoración media de 37/100). El compañero Carlos Gallego de 3DJuegos, por ejemplo, lo valoraba con un 50, y afirmaba que este juego es un proyecto con alguna que otra idea interesante pero demasiado pobre en cuanto a opciones de juego. Holfraine ha entrado a competir en un género donde pocos sobreviven, y lo hace con pocos atractivos para el jugador al margen de su bajo precio o ser parte de los juegos de PS Plus en marzo. Con pocos personajes entre los que elegir, un único mapa donde competir, y mejorables sensaciones de disparo, más allá de sus buenas ideas solo hay algunos buenos ratos que salvar de este hero shooter.

En la otra cara de la moneda, el 27 de marzo rugía con fuerza Gigantosaurus: El Juego, la aventura de plataformeo en tres dimensiones que la buena gente de WildShere lanzó para Xbox One, PlayStation 4, Nintendo Switch y PC. Este título es, en realidad, una adaptación al medio de la serie de dibujos Gigantosaurus y, aunque en esta casa somos más de la Patrulla Canina, lo cierto es que el juego terminó siendo una aventura muy agradecida. Tras sumergirme en el pleistoceno durante un buen puñado de horas, terminé disfrutándolo bastante. En mi análisis, remarqué que Gigantosaurus es un título tranquilo, que no plantea grandes retos, pero perfecto para jugar sin presiones mientras, por ejemplo, escuchas un podcast buenísimo sobre videojuegos españoles. Es, en esencia, un buen juego con una dificultad que se adapta a jugadores menos experimentados, pero que en ningún momento los trata como tontos ni les hace de menos ofreciéndoles un peor producto. La gente de Area Xbox, por su parte, también recibió la obra con los brazos abiertos y, en su texto, destacaron sobre todo la calidad de los escenarios: Gigantosaurus: The Game mezcla a la perfección el mundo abierto con plataformeo y exploración para hacer las delicias de los mas pequeños. El mundo se siente muy vivo gracias a su colorida ambientación aunque la música no destaca ya que no es muy variada. En el mundo siempre hay algo que hacer.

La tercera hoja del calendario de lanzamientos de 2020 se completa con Say Hello!, de Digital Monster Collective, lanzado el segundo día del mes para Windows y dispositivos Android, Brainito – Palabras vs. Números de Juanma Altamirano para teléfonos móviles (Android e iOS), y el cuarto capítulo de La venganza de Johnny Bonasera publicado para PC por Rafael García Moreno, aventura gráfica que encantó a nuestro jefe de redacción.

En cuanto al terreno de la lectura, en Marzo se publicó MSX: Primera Generación, un volumen donde José Manuel Fernández “Spidey” explora la faceta videojueguista del estándar, pasando por su origen y su historia, y recordando todos los cartuchos ROM que se lanzaron para esta computadora.

Texto: Américo Ferraiuolo

Abril: la hora más oscura

Marzo fue el inicio del caos, pero Abril fue el momento en que muchos países y sistemas sanitarios alcanzaron su peor momento. No vamos a enumerar las tragedias que se sucedieron, pues son de sobra conocidas por todos, sólo diremos que, evidentemente, el videjuego pasó a un segundo plano y los lanzamientos se pueden contar con los dedos de una mano.

Con toda seguridad, el lanzamiento más interesante fue HyperParasite de Troglobytes Games, que ya llevaba tiempo en acceso anticipado. HyperParasite es un twin-stick shooter en el que controlamos a un parásito alienígena que debe apoderarse de cuerpos humanos. Un juego intenso, frenético y con una estética ochentera muy molona. Además, uno de los juegos con mejor nota media del año: un 75. Nuestro compañero Carles dijo lo siguiente en su crítica: Pese a no desprender el aroma que sí dejan otros, el título es, honestamente, gustoso de jugar y está resuelto de una manera, por encima de todo, satisfactoria. Uno podría pensar que Troglobytes Games no sabe reconocer lo que se lleva entre manos, pero se nota que el equipo entiende bien sus referentes. Esto les ha permitido, en efecto, entablar una obra la cual deja un sabor de boca, en fin, muy decente. En HyperHype, Jose Miguel González concluye así su análisis: TrogloBytes Games ha sabido poner sobre la mesa dos virtudes que  hacen que merezca ser tenido en cuenta, la primera es el toque original al permitirnos ser el alienígena que quiere destruir la tierra y la segunda y la más importante es una mecánica, la de parasitar cuerpos que también aporta otro punto de originalidad y además ritmo en lo jugable. Ambas hacen de este título uno muy disfrutable, sobre todo si sabemos darle la paciencia que necesita. Por último, destacar que hay medios extranjeros que lo han puntuado por encima del 90, destacando la review en PS4blog: It has all the elements you’d expect of a roguelite that makes you want to go back to it each time you die, the fun of snatching bodies as a ruthless alien, and an incredibly well-themed atmosphere and synthwave soundtrack straight out of the 1980s. Oh, and if that wasn’t enough, the game even has local co-op to snatch your way to the top with a friend. HyperParsite is definitely worth playing and owning – it’s my surprise hit of the year so far!

Un juego muy interesante que nos dio el mes de Abril fue Restore, disponible en itch.io de forma gratuita y desarrollado por Unreal Dreams. Un juego desarrollado durante la cuarentena inspirado por grandes obras como Journey que, desgraciadamente, pasó muy desapercibido. Nuestro compañero Platón encontró hueco para hablar de él en DeVuego: Sin duda, el logro más meritorio y encomiable de Restore es aprovechar su potencial expresivo para contar una historia demoledora y luctuosa pero, de alguna manera, enternecedora. Dura una hora, está hecho con pasión y su tono desenfadado, sumado a su magistral banda sonora, me ha ayudado a desconectar de la situación que lleva meses cerniéndose sobre nosotros.

Durante el mes de Abril también contamos Sweet Sins 2, un juego musical para android e iOS de Platonic Games y Purrs in Heaven, obra de Pixel Bones Studio para Nintendo Switch que no ha parecido encandilar demasiado debido a la gran cantidad de bugs que contenía, aunque alguna crítica positiva sí que la encontramos, como la de PS4blog: Purrs In Heaven is a challenging but fun puzzle platformer with a great pixel art style, easy to understand gameplay mechanics and a steady difficulty curve that will have you trying out new stuff at a steady pace. 

Hay que cerrar esta primera parte destacando la enorme generosidad del sector del videojuego durante aquel momento de crisis y cuarentena. Desarrolladores, periodistas, youtubers y jugadores se volcaron con la situación y todos aportaron su granito de arena para hacer más llevaderas las horas de encierro. Algunos estudios regalaron keys, se publicaron números de diferentes revistas, se escribieron artículos especiales, se difundieron libros de forma gratuita… la lista de gestos es larga y es justo dejar constancia de ello.

Esto es lo que dieron los cuatro primeros y accidentados meses del año. En un par de días volvemos con la segunda parte, que coincide con el final de la primera cuarentena, una mejoría que se percibe también en el sector del videojuego.

Aprovechamos para desear Feliz Navidad a todos nuestros lectores

Texto: Goyo ‘Dejota’

La entrada Los videojuegos españoles de 2020. Parte I se publicó primero en DeVuego Blog.

Ver Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s